Home Recetas RECETA VEGETARIANA: GAZPACHO ANDALUZ

RECETA VEGETARIANA: GAZPACHO ANDALUZ

by Equipo Plantaben
RECETA VEGETARIANA: GAZPACHO ANDALUZ

El gazpacho es el rey del verano. Fresquito y refrescante, esta sopa fría de tomate es muy nutritiva y ligera y una delicia en los meses de más calor.

Pero, ¿por qué andaluz? El gazpacho proviene del interior de Andalucía, donde los veranos secos y calurosos y los abundantes productos de la tierra y aceite de oliva propiciaron la invención de este hidratante plato.

Este plato alimentó campesinos desde el siglo XVI, cuando llegaron el tomate y los pimientos de América. Pero no fue hasta el siglo XIX que se popularizó entre la clase burguesa y se le añadieron los tropezones. Con su popularización ha ido evolucionando y cada región del sur de España y de Portugal lo ha ido adaptando.

Hay variedades de ingredientes, ¡incluso puedes hacer gazpacho de otras frutas y verduras! Pero hoy te dejamos con la receta tradicional del gazpacho andaluz de toda la vida. ¡Esperamos que te guste!

Ingredientes (para 1 litro):

  • 1 kilo de tomates maduros – Para conseguir el sabor y coloración adecuados tienes que hacer el gazpacho con tomates maduros de calidad. Usando tomates de ensalada es cuando el gazpacho queda de color anaranjado, o si los pelas.
  • 1 pimiento verde (si es muy grande, usa la mitad)
  • 1 pepino
  • 4 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • dientes de ajo (cantidad al gusto)
  • aceite de oliva
  • sal

Tiempo de preparación: 30 minutos

Preparación del gazpacho andaluz:

Aunque preferimos no pelar los tomates, hay quien prefiere hacerlo. En cualquier caso, lava, pela (o no) los tomates, trocéalos, y ponlos en la batidora.

Pela y trocea el pepino. Haz lo propio con el pimiento, pero quítale el rabillo y las semillas. Añádelos a la batidora.

La cantidad de dientes de ajo es muy personal, por lo que empieza con uno. Siempre estás a tiempo de añadir más más tarde. Añade a la batidora y tritura. Mientras lo haces, añade sal, un chorrito de vinagre y tres cucharadas de aceite de oliva. Ve probando y rectificando al gusto. Tritura hasta que quede líquido y sin tropezones.

Cuando tenga la consistencia que te guste (que puedes rectificar añadiendo un poco de agua si es necesario), ponlo en la nevera durante al menos un par de horas. ¡El gazpacho se sirve bien frío!

Sírvelo en tazas individuales y acompáñalo de daditos de pepino, cebolla, tomate, huevo duro, jamón, pan… y éxito asegurado.

Si eres fan del gazpacho, ¿te animas a probar estos de sandía o de remolacha? Y por supuesto, síguenos en nuestras redes sociales y cuéntanos cuál es tu preferido.

Laboratorios MEDA Pharma © 2019 (una compañía Mylan)