Seguimos hoy con los remedios para combatir la diarrea que empezamos el mes pasado. Todos son naturales, fáciles de preparar y muy efectivos.

Y dicho esto, esta en tu mano dejar de ir al baño cada cinco minutos.

¡Continuemos!

Limón
Evita la pérdida de líquidos y normaliza el flujo de ácidos en el tracto digestivo. Ya en el siglo XVII era considerado digestivo y purificador de la sangre. Un remedio fácil de preparar y efectivo, indicado también para la gastrointeritis, es el siguiente: echamos el jugo de dos limones en un litro de agua, una pizca de sal y bicarbonato. Este preparado hidrata el organismo y estabiliza el flujo intestinal. El limón es astringente, y el bicarbonato ayuda a eliminar el exceso de gas de nuestro aparato digestivo.

Sopa de zanahoria
El pediatra alemán Ernst Moro creó este remedio en 1908 para combatir la descomposición. Además de ser altamente hidratante, repone varios minerales que podemos perder cuando sufrimos diarrea: sodio, potasio, fósforo, calcio, azufre y magnesio. Ahora ya lo sabéis: la zanahoria combate la diarrea de la forma más polivalente y efectiva.

Caldo de pollo
Que no se diga que los platos astringentes no tienen sabor. O que no son agradables para tomar. Esta solución contra la diarrea tiene su origen en la cultura popular de muchos países de América Latina. Como todos los preparados que os estamos enseñando, este caldo también es hidratante y asienta el estómago. De hecho, en nuestras recetas podéis encontrar algunas que funciona a las mil maravillas.

Y terminamos por hoy. Nos quedan otros cuatro remedios más, pero los desvelaremos más adelante para mantener la intriga. Así que no os perdáis todos los miércoles y viernes las nuevas entradas de nuestro blog.

¡Feliz semana para todas y todos!