Hoy vamos a proponeros un potaje, ideal para esta época más fría en la que lentamente nos vamos introduciendo, en la que apetece un plato caliente y más tradicional, de los de “cuchara de toda la vida”. Además, nuestro potaje, al combinar garbanzos, calabaza y judías verdes va a resultar un plato difícilmente batible en lo que se refiere a sus efectos beneficiosos a la hora de facilitarnos ir al baño y lidiar con nuestro estreñimiento. Sin más, ¡vamos allá!

Ingredientes (para 4 personas)

  • 250 gramos de garbanzos
  • 150 gramos de calabaza
  • 200 gramos de judías verdes
  • 2 cebollas
  • 2 tomates
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 6 hebras de azafrán
  • 3 cucharaditas de aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Preparación

  1. En primer lugar, dejamos los garbanzos en remojo la jornada anterior.
  2. Al día siguiente, los ponemos a cocer en una olla con abundante agua y sal. Retiramos la espuma que se forma en la superficie y cocemos durante una hora aproximadamente. Mientras los garbanzos se cuecen, pelamos la calabaza y la cortamos en dados del mismo tamaño. Finalmente, tras lavarlas, troceamos las judías verdes.
  3. A continuación agregamos la calabaza y las judías a la olla y cocemos el conjunto durante aproximadamente 30 minutos más. Luego escaldamos los tomates en agua hirviendo durante 1 minuto, para después pelarlos y trocearlos. También pelamos y picamos la cebolla y los ajos. Una vez la cebolla esté dispuesta la rehogamos en una sartén antiadherente con tres cucharadas de aceite durante unos 8 minutos.
  4. Añadimos el ajo picado y cocemos durante 2 minutos más. Agregamos el tomate, y salpimentamos y sazonamos con una pizca de pimentón. Acto seguido cocemos a fuego lento durante 10 minutos, o hasta que veamos que obtenemos el sofrito. Lo vertemos en la olla e incorporamos el azafrán. Cocemos todo el conjunto 5 minutos más y ya podemos servir.

Pues ya tenemos nuestro potaje listo. Que lo disfrutéis y ¡hasta la próxima receta!