Sí, sabemos que el estreñimiento puede ser un verdadero incordio en tu día a día. Pero, ¿sabías que gracias al pilates puedes deshacerte de ello fácilmente? Al igual que el yoga, el pilates ayuda a regular el tránsito intestinal. Esta rutina física aporta muchos beneficios para el organismo, y uno de ellos es el de la estimulación del aparato digestivo.

Elogiado por La Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), el pilates es una buena forma de combatir el estreñimiento. Este método trabaja la zona abdominal mejorando la musculatura del abdomen y los movimientos intestinales, algo que se traduce en una mejora del funcionamiento del aparato digestivo.

Uno de los puntos a favor del pilates es que sus ejercicios los puedes realizar tanto en casa como en el trabajo. Además de hacer entre 8 y 10 repeticiones, es importante combinar el ejercicio con la respiración.

Algunos ejercicios para combatir el estreñimiento:

  • Tumbarse boca arriba y flexionar las piernas, procurando que la espalda esté bien pegada a la colchoneta. Inhalar y exhalar lentamente, intentando expandir la caja torácica.
  • Manteniendo la misma postura, separar la espalda de la colchoneta y bajar lentamente articulando la columna.
  • Un ejercicio que puedes realizar mientras estás sentado en el trabajo es el de contraer el abdomen y bascular la pelvis.

¡El pilates es bueno para el intestino! Muchos expertos lo recomiendan también para aquellas personas que sufren de estreñimiento crónico. No ir al baño regularmente es todo un problema, y precisamente en invierno es cuando más personas lo sufren. Sea como sea, es esencial seguir una alimentación saludable rica en fibra y practicar ejercicio físico regularmente. El pilates ayuda a fortalecer la musculatura y evitar el estreñimiento. ¿Aún te faltan razones para practicarlo?

Y tú, ¿a qué esperas para apuntarte a clases de pilates? Descubre más consejos sobre salud y alimentación en el blog de Plantaben.