Rumores, mitos, bulos… hoy vamos a comenzar a romper 10 de los mitos sobre la fibra más comunes. La información que nos llega de muestra querida a amiga la fibra no siempre es acertada, ya sea vía boca-oreja , que a veces es como jugar al teléfono y nos llega distorsionada, ya sea vía Internet, todos sabemos que es una fuente de información impresionante, pero no todo lo que se dice es cierto. Y para eso estamos nosotros: para echar una mano y filtrar la información más interesante, especialmente para vosotros queridos Novais y Vaismucho. Así que, sin más historias empezamos con la primera entrega del análisis de los diez mitos que circulan alrededor de nuestra querida fibra.

Mito 1: el pan engorda

Un mito que mucha gente cree que es real. Pobre pan, qué culpa tendrá él, con lo bueno que es. El dicho popular ha proclamado siempre que el pan no engorda, que engordan las personas. Y resulta que es cierto: gracias a un estudio realizado en el año 2009 (Influencia del consumo del pan en el estado ponderal: revisión sistemática), que revisó diversos estudios científicos realizados en los últimos 30 años, concluyó que el pan no contribuye al sobrepeso ni a la obesidad. Señor Pan, frente a la acusación de atentado contra la salud, este tribunal le declara inocente.

 

Mito 2: los alimentos integrales adelgazan

Son alimentos que poseen más fibra, minerales y vitaminas que los alimentos refinados, pero contienen las mismas calorías. Es cierto que son alimentos más saciantes y, por lo tanto, ayudan a controlar mejor las cantidades que comemos, pero no ayudan a adelgazar.

 

Mito 3: cualquier fruta engorda si se come después de comer

La fruta aporta las mismas calorías, tanto si la comes antes de comer, después, o la comes mientras duermes, en caso de que seas sonámbulo. En cuestiones frutales, el orden de factores no altera el producto. Peeeeeero, te comentamos un detallito que puede ser de tu interés: si se toma antes de comer, produce saciedad.

 

Bueno, hasta aquí la primera parte del post bautizado como Rumore, rumore. Esperamos que os haya tocado la fibra. O por lo menos, que os haya sido de utilidad. Estad atentos, porque pronto volveremos a desvelar nuevas verdades, y derribaremos viejos mitos sobre la fibra.

¡Un saludo, y sed felices!