El estreñimiento es el culpable de varios males como los gases, la hinchazón abdominal, la jaqueca o el dolor de espalda. Hoy os revelamos en nuestro Blog una forma eficaz para combatirlo con un sencillo masaje para prevenir el estreñimiento, tan simple que lo podéis hacer sin ayuda y en cualquier momento. Realizando este masaje en el abdomen cada vez que nos encontremos con dificultades para ir al baño, vamos a estimularlo mediante unos ligeros movimientos que activan nuestro intestino. ¿Qué conseguimos? facilitar el tránsito intestinal y decir adiós al estreñimiento. Sigue leyendo para descubrir cómo hacer este masaje abdominal con éxito.

Masaje abdominal

La mejor postura para llevar a cabo este masaje para prevenir el estreñimiento es tumbada boca arriba, con las piernas flexionadas de forma leve y natural. En esta postura la musculatura de la zona está más relajada y se puede actuar mucho mejor sobre la zona intestinal, además de tener la espalda correctamente alineada. Contrario a lo que se suele pensar, los fisioterapeutas no recomiendan el uso de cremas o aceites, o solo en cantidades moderadas, en un masaje abdominal para aliviar el estreñimiento, ya que podemos irritar la piel o deslizarnos por ella excesivamente, no ejerciendo la presión necesaria. Lo ideal, por tato, es realizar el ejercico directamente sobre nuestro bajo vientre, sin aplicar ningún ungüento.

Con los dedos estirados (en forma de “pala”) y juntos hacemos movimientos de presión y empuje alrededor de la tripa. Normalmente se recomiendan realizarlos en el sentido de las agujas del reloj, así que intenta seguir el siguiente orden: primero empezamos por la derecha del abdomen, continuamos por la parte superior del ombligo y finalizamos descendiendo por la zona izquierda. Recuerda siempre que los movimientos deben ser pausados y sin ejercer una presión intensa en ningún caso. Podéis practicar el masaje, con delicadeza, también con los más pequeños, o incluso si estáis embarazadas.