Hace una semana iniciamos una serie de posts para hablar sobre los llamados laxantes naturales, aquellos alimentos que pueden ayudarnos a aliviar los síntomas del estreñimiento y equilibrar nuestra dieta de forma natural. Si en el anterior capítulo hablamos de fruta, hoy es el turno de unos laxantes naturales estupendo, las verduras. Otra fuente para obtener la fibra, vitaminas y nutrientes que nuestro organismo requiere.

Igual que las frutas, en general las verduras son excelentes laxantes naturales, siendo fundamentales para regular nuestro intestino. Consumidas crudas, su eficacia y beneficios para nuestra salud son todavía mayores.

¿Cuáles son especialmente buenas para ir al baño?:

Zanahorias: Sin duda una de las verduras más recomendadas dado su alto contenido en pectina, que añade fibra a las heces, y por su estímulo tanto de las contracciones intestinales y la producción de jugos gástricos, lo que alivia el estreñimiento. Además es un gran desintoxicante natural.

Cebollas: Complicado encontrar un alimento que reúna tantas características tan favorables para el organismo. Tienen Vitamina E, Potasio, ácido Fólico, Vitamina C, y fibra. Alivian la congestión y las alergias. Reducen el colesterol, y es un aliado para combatir el cáncer de pulmón, vejiga, ovarios y senos al ayudar a eliminar los metales tóxicos del cuerpo. Contiene quercetina, un flavenoide que actúa como antioxidante. Y, por supuesto, es un eficiente laxante natural, pero no solo favorece al correcto funcionamiento intestinal. Gracias a la quinina, también estimula el hígado, la vesícula y el páncreas. ¿Quién da más?

Ajo: Gracias a su elevada concentración de alicina y selenio, compuestos naturales que activan las enzimas que limpian el hígado de toxinas, el ajo está especialmente recomendado en las dietas de desintoxicación. Además, el ajo no es solo laxante, sino también un protector contra el cáncer de estómago.

Brócoli, colifor y repollo: Aumentan la cantidad de glucosinolato en el cuerpo, ayudando a producir enzimas en el hígado que expulsan otras toxinas y reducen los riesgos de desarrollar cáncer. En particular, el brócoli, concretamente su punta, contiene una altísima cantidad de antioxidantes, muy útiles para la desintoxicación del tracto digestivo.

Tomates: Ricos en Vitaminas C, A, y K, los tomates son uno de los mejores laxantes naturales debido a su elevado contenido en fibra. Además, también concentran lipopeno, un antioxidante muy eficaz contra el cáncer de colon y de próstata.

Vegetales de hojas verdes: Finalmente agrupamos aquí a la hoja de calabaza, col rizada, espinacas, hojas de diente de león, alfalfa, acelgas, achicoria, y otros vegetales de hojas, ya que, además de ser laxantes naturales, contienen fibra, calcio, ácido fólico, Vitaminas K y C, y magnesio y aumentan la creación y flujo de la bilis, responsable de remover los desechos de los órganos y la sangre.

Dentro de poco desvelaremos cuál es la tercera fuente infalible de fibra. Estad atentos, ¡hasta pronto!