¿Creíais que nosotros, fans incondicionales y obsesivos de hummus, íbamos a parar con el hummus de aguacate y el hummus de remolacha? Pues estabais MUY equivocados. Hoy venimos con una receta tan sencilla como las anteriores, e igual de deliciosa: el hummus de tomate seco.

El tomate seco alegra cualquier plato, y es motivo de guerra en cualquier mesa de foodies que se precie. No sabemos vosotros, pero nosotros en cuanto vemos una guarnición que lleva tomate seco, nos abalanzamos automáticamente. ¿Lo mejor? El hummus de tomate seco no solo está riquísimo, sino que le da a cualquier mesa un toque muy gourmet y sofisticado.

Ahora… ¡al lío!

Ingredientes para 3-4 personas

  • 4-5 tomates secos
  • 350g de garbanzos cocidos
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de tahini
  • Aceite de oliva
  • Comino
  • Pimentón
  • Sal

Preparación de hummus de tomate seco

  1. Rehidrata los tomates secos en agau durante al menos media hora. Guarda el agua.
  2. Si usas garbanzos ya cocidos, viértelos en un escurridor y échales agua fría hasta que no quede nada del liquidito en el que vienen.
  3. Pela el diente de ajo, córtalo por la mitad y quítale el centro para evitar que repita. Añádelo al recipiente.
  4. Añade los tomates secos ya hidratados, el tahini, el comino y el ajo y pásalos por la minipímer. Añade agua –la que has guardado de los tomates –poco a poco, hasta obtener la textura deseada. También puedes utilizar un poco de aceite de oliva.
  5. Rectifica en sal, comino y pimentón al gusto.
  6. Sírvelo con un poquito de aceite de oliva y pimentón por encima.

A nosotros nos gusta tomarlo con naan (pan hindú), pan de pita o nachos. Pero también te servirá para darle vida a ensaladas o cualquier plato. ¡Esperamos que te guste, y no dudes en echar un ojo a nuestras demás recetas!