Estamos en mayo, hace más calor, y atrás quedan los platos de cuchara. Empiezan a apetecer cosas más ligeras, sabores más frescos… Hoy te traemos una receta muy sencilla y deliciosa, que será tu comodín cada vez que tengas que preparar un picoteo, vayas de picnic con amigos, hagas una fiesta en casa o simplemente quieras cenar algo rápido y saludable: hummus de remolacha.

A diferencia de la receta de hummus tradicional, el aporte calórico del hummus de remolacha es mucho más bajo, lo cual hace esta receta ideal para personas que quieran cuidar su línea. Además, la remolacha nos aporta un montón de beneficios. Es antiinflamatoria, fuente de minerales y fibra, y baja la presión arterial alta, entre otras muchas cosas. Y, ahora sí que sí… ¡empezamos!

Ingredientes para 3-4 personas

  • 250g de garbanzos cocidos
  • 1 remolacha cocida
  • Comino
  • Sal al gusto
  • Tahini: 1 cucharadita
  • Aceite de oliva

Preparación de hummus de remolacha

  1. Si usas garbanzos de bote ya cocidos, ponlos en un escurridor y límpialos con agua fría hasta que pierdan el líquido que viene en el bote
  2. Corta la remolacha en trozos medianos
  3. A continuación, pon los garbanzos y la remolacha en un cuenco y añade una cucharada de tahini, comino, una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva
  4. Comienza a batir con la batidora y ve probando, si crees que falta comino o sal, añade más, ¡esto va muy según el gusto de cada uno!
  5. Si crees que la mezcla queda demasiado compacta, podrás añadir agua (poco a poco)
  6. Sirve con crudités, pan de pita, pan tostado… ¡y disfruta!

Esperamos que te guste esta receta, ¡nosotros no paramos de hacerla y siempre sorprendemos a todo el mundo con ella! ¡Hasta la receta que viene!