Todavía en septiembre tenemos temperaturas muy altas y apetecen alimentos y bebidas fresquitos para combatir el calor. Por eso, nada mejor que hidratarse y, si puede ser saludablemente, mejor que mejor con el granizado de mango con granada que proponemos hoy en nuestras recetas. Mango, granada, dos frutas a las que ya hemos dedicado varias recetas ya que están especialmente indicadas para nuestra digestión y mucha agua. Fresco, sano y muy fácil de preparar. ¡Manos a la obra!

Ingredientes (para 4 personas)

  • 2 mangos
  • 200 mililitros de agua mineral
  • Media granada
  • 4 cucharadas de jarabe de granada (opcional)

Preparación

  1. En primer lugar, pelamos los mangos y cortamos la pulpa en trozos. Entonces los introducimos en el vaso de la batidora, añadimos el agua mineral y trituramos a la máxima potencia hasta que veamos que obtener un zumo denso pero sin grumos.
  2. A continuación, vertemos el batido de mango en un recipiente, preferiblemente plano porque congelará más rápidamente, y lo introducimos en el congelador durante unas 3 horas, aproximadamente. Transcurrido este tiempo, retiramos, dejamos enfriar unos 15-20 minutos, y rompemos los cristales de hielo con la ayuda de un tenedor.
  3. Ahora partimos la granada por la mitad. La colocamos boca abajo sobre una fuente o un plato hondo y golpeamos la piel para que se desprendan los granos.
  4. Finalmente, distribuimos el granizado en cuatro vasos o recipientes de cristal, les añadimos los granos de granada por encima, y si queremos, rociamos con el jarabe de granada. Este tipo de jarabe es algo calórico aunque si sólo utilizamos una cucharada por vaso no supone muchas calorías. Una opción más light e igualmente atractiva visualmente sería añadir una gota de colorante disuelta en una cucharada de zumo de naranja o limón, dependiendo de nuestras preferencias.

Pues ya tenemos listo nuestro granizado de mango con granada. A protegerse del calor disfrutando al máximo y ¡hasta la próxima receta!