Hoy os proponeos garbanzos con calabaza, un plato algo “más potente” de lo habitual, pero especialmente indicado para lidiar con nuestros problemas de estreñimiento, dado que aúna dos de los ingredientes más beneficiosos para nuestro organismo en este sentido. Por un lado tenemos a los garbanzos, legumbre muy rica en fibra, minerales y extraordinaria fuente de energía. Y por otro a la calabaza, alimento que ya hemos recomendado y utilizado en nuestras recetas en repetidas ocasiones, por ser unas de las verduras más efectivas para favorecer nuestra buena digestión, gracias a sus propiedades antioxidantes, su riqueza en fibras y la ingente cantidad de vitaminas y minerales que nos aportan. Sin más dilaciones, ¡manos a la obra!

Ingredientes (para 4 personas)

  • 300 gramos de calabaza
  • 200 gramos de garbanzos cocidos
  • 1 cebolla grande
  • 30 gramos de beicon
  • 1 guindilla
  • 1 ramita de romero
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Preparación

  1. En primer lugar, pelamos y picamos la cebolla. Luego pelamos también la calabaza, eliminando las semillas y la parte central y la cortamos en dados pequeños. Luego lavamos el romero y picamos las hojitas finamente. Hacemos lo mismo con el beicon.
  2. A continuación, calentamos dos cucharadas de aceite de oliva en una sartén y rehogamos la cebolla picada hasta que esté transparente. Añadimos las tiritas de beicon y continuamos la cocción durante 5 minutos más.
  3. Acto seguido incorporamos los daditos de calabaza y la guindilla. Rehogamos durante 1 minutos y agregamos los garbanzos escurridos.
  4. Finalmente, vertemos un vaso de agua, salpimentamos, tapamos y dejamos cocer a fuego muy lento durante 20 minutos. Ya podemos servir, bien caliente. Como opciones alternativas o para completar el plato se pueden añadir espinacas o acelgas, así como espolvorear en el último momento con una cucharada de piñones o pipas de calabaza ligeramente tostadas. También podemos aromatiza el plato con unas hebras de azafrán o unas hojitas de salvia picada.

Pues ya está listo nuestro plato de garbanzos con calabaza. Que los disfrutéis y ¡hasta la próxima receta!