Que sí, que nos lo sabemos de memoria, que si tienes problemas de estreñimiento lo que tienes que hacer es comer muchas frutas y verduras. Y claro, te pones a comer fruta y verdura. Pero ves que ni con esas vas al baño. Y te preguntas qué estás haciendo mal, qué cosas horribles hiciste en otra vida para que ni una manzana te ayude a ir al baño.

Pues tenemos la respuesta. No queremos ir aquí de superhéroes ni de nada por el estilo, pero hemos venido a salvarte.

Vale sí, pero a ver, ¿qué frutas y verduras no puedo comer?

Empecemos dejando clara una cosa: puedes comer todas las frutas y verduras que quieras, todas aportan nutrientes súper buenos para nuestro organismo; y puedes seguir obteniendo la fibra que necesitas de otros alimentos. Como de nuestras recetas, por ejemplo. No te flageles, si tu fruta/verdura favoritas se encuentran en la siguiente lista, continúa consumiéndola, solo con un poquito de moderación.

Ahora ya sí, vayamos a lo que nos ocupa: qué frutas y verduras ralentizan y hacen más ardua la tarea de ir al baño.

EL PLÁTANO

Resulta que el plátano, fácil de comer como es, riquísimo y llenísimo de nutrientes como está, no favorece un tránsito intestinal demasiado activo. ¿Por qué? Porque contiene taninos, sustancias que absorben el agua y los electrolitos, lo cual dificulta la estimulación del colón. ¿Qué significa esto? Estreñimiento.

  • ¿La solución? Elegir plátanos lo más maduros posibles, ya que este problema se da especialmente con los plátanos más duros.
  • ¿La ventaja? Si tienes diarrea, un plátano –especialmente si está duro –te vendrá de perlas.

LA ZANAHORIA… SÍ Y NO

Nos encontramos ante una verdura complicada, contradictoria, una verdura que viene a confundirnos, que juega con nosotros. ¿Por qué? Porque la zanahoria tiene mucha fibra, lo cual la convierte en uno de los mejores alimentos para combatir el estreñimiento, pues regula el tránsito intestinal y actúa como laxante natural.

Ah bueno, pues entonces perfe, la zanahoria bien. PUES NO. Porque, al mismo tiempo, la zanahoria contiene taninos, que ralentizan la digestión y absorben agua; lo que hace que muchas veces los médicos la recomienden para tratar la diarrea.

La vida no tiene sentido, lo sabemos.

LA MANZANA… A VECES

Si pensabas que la zanahoria era el único alimento un poco ambiguo, te equivocabas. Resulta que la manzana, dependiendo de cómo se coma también puede ser buena para ir al baño, o astringente. ¿Y cómo se come eso? Pues, si quieres ir al baño, se come con piel.

Si lo que necesitas es NO ir al baño, lo mejor es tomarla pelada. Resulta que la pulpa de la manzana contiene pectina, una sustancia que ayuda a retener agua. Y si creías que ya habías dejado atrás los taninos, PUES NO. La manzana y el membrillo son de las frutas que más taninos contienen.

LA UVA… EN EL VINO TINTO

¿Por qué? Pues por lo mismo que en los otros tres casos, por los taninos. Resulta que estos proceden de la maceración de la piel de la uva cuando se almacena en barricas de madera. Así que, por mucho que digan que una copita de vino tinto es buena para el corazón; mucho me temo que, si lo que quieres es ir al baño, mejor pasarse a la sidra.

TANINO TANIIIINO…

Has leído la palabra “tanino” tantas veces que seguro que tienes la sensación de que es algo… dañino. O la lees con la entonación mítica de melodía de streap-tease, déjanos que te contemos qué son. Los taninos son una sustancia química natural que se encuentra en muchos de los alimentos que consumimos. Se los reconoce por el sabor amargo que dan a los alimentos que los contienen. De todos modos, son antiinflamatorios, ayudan a la coagulación de la sangre (evitando hemorragias) y son muy útiles para tratar la diarrea, pues secan y desinflaman la mucosa del tracto intestinal.