Que durante el embarazo el tránsito intestinal deja de funcionar como el mecanismo de un reloj suizo es bien sabido por todos. Por suerte, como casi todo en esta vida, tiene solución. Y, como nuestra razón de ser es que el momento de ir al baño siempre sea agradable y armonioso, venimos a ayudarte con este tema tan recurrente: el estreñimiento durante el embarazo.

Empecemos contestando a la pregunta que seguro que ya te has hecho más de una vez…

¿Qué provoca el estreñimiento durante el embarazo?

Entre los cambios hormonales, los suplementos vitamínicos, los antojos y todo lo que conlleva cualquier embarazo, es completamente normal sufrir de estreñimiento. Estas son las principales causas del estreñimiento durante el embarazo:

1.- La progesterona

Tenemos que señalar con el dedo índice bien estirado y sin ningún tipo de duda a la progesterona. Durante el embarazo, la placenta produce grandes cantidades de esta hormona; más que nada porque, en abundancia, es capaz de relajar la musculatura lisa de las paredes uterinas. Hasta ahí genial, otra prueba más de que la naturaleza es muy sabia; y de que el cuerpo humano es una maravilla. El problema en este caso es que la progesterona no solo relaja las paredes uterinas, sino también las del aparato digestivo –especialmente las del intestino –. Es por esto que el estreñimiento aparece durante las primeras semanas del embarazo, para quedarse ya hasta el final.

Curiosidad

La progesterona es, de hecho, también la culpable de que las mujeres vayan mucho más al baño durante la menstruación; ya que, durante esos días del mes, su producción frena.

2. La motilina

Por si el aumento de la progesterona fuera poca cosa, tenemos que añadir que, durante el embarazo, se reduce la producción de motilina, hormona encargada de estimular el movimiento del estómago. Esto protege al feto, pero complica el movimiento intestinal, especialmente al combinarlo con la sobreproducción de progesterona.

3.- La absorción de agua

Durante el embarazo, aumenta la capacidad del intestino de absorber agua. Todo por una causa muy noble, hemos de añadir, ya que el cuerpo necesita más líquidos; y la manera más eficiente de hacerlo es obtenerla de los alimentos ingeridos. Esto hace que las heces contengan menos agua, endureciéndose y siendo más difíciles de expulsar.

4.- Los suplementos vitamínicos

Durante el embarazo, es muy común tomar suplementos vitamínicos. Estos, en especial los que contienen hierro, pueden causar estreñimiento. De todos modos, no dejes de tomarlos nunca sin consultarlo con tu médico.

5.- Falta de ejercicio

via GIPHY

Durante el embarazo, generalmente se reduce la actividad física, lo cual ralentiza todo el proceso digestivo.

6.- El crecimiento del bebé

A medida que el feto va creciendo, el útero va aumentando de peso, comprimiendo el aparato gastrointestinal. Por este motivo precisamente, es muy posible que el estreñimiento se acentúe notablemente durante la segunda mitad del embarazo.

Vale, muy bien, ¿y ahora cómo soluciono esto?

Lo primero: nuestra sección de recetas está llena de deliciosos platos ricos en fibra que ayudarán a agilizar el tránsito intestinal. Aparte, siguiendo estos sencillos consejos, aliviarás bastante el estreñimiento típico del embarazo:

  • Bebe muuuucha agua: como ya hemos dicho, durante el embarazo, el organismo de la mujer necesita más líquidos que de costumbre, así que toma mucha agua, sopas, purés…
    • Tip: toma un vasito de agua tibia en ayunas.
  • Aumenta el consumo de fibra: fruta, verdura, cereales integrales… si estos alimentos están enriquecidos con hierro y calcio, mejor que mejor. Se recomienda especialmente el consumo de frutas y verduras cocidas. Por supuesto, también puedes utilizar un suplemento de fibra, pero sin abandonar el consumo regular de agua, fruta y verdura.
    • Tip: deja dos o tres ciruelas o higos secos en remojo en una taza de agua durante la noche y tómalos por la mañana con el desayuno. Bebe también el agua en el que los dejaste.

via GIPHY

  • Pero evita algunas frutas y verduras: sí, hay trampa, no todas las fuentes de fibra valen durante el embarazo. Algunos ejemplos son la zanahoria y la manzana crudas, que dificultan el tránsito intestinal –son astringentes –.
  • Toma yogur y bebidas con fermentos lácteos: sí, sabemos que generalmente esto no se recomienda para las personas con estreñimiento, pero con el embarazo todo va un poco al revés. Estos alimentos te ayudarán a reequilibrar la flora intestinal.
    • Tip: añade al yogur un par de cucharaditas de semillas de lino sin cáscara.
  • Haz deporte: no hace falta que corras una maratón, pero caminar con paso ligero tonificará tu musculatura abdominal, lo que se traduce en una mejoría del tránsito intestinal y la peristalsis intestinal.
    • En este post, te recomendamos una serie de ejercicios que te ayudarán a aliviar el estreñimiento.

 

Y por supuesto, que no cunda el pánico, el estreñimiento casi nunca es causa de problemas durante el embarazo. De todos modos, si este viniera acompañado de dolor abdominal, mucosidad, sangre o se alternara con episodios de diarrea, deberás ponerte en contacto con tu médico. Lo que sí puede ocurrir es que aparezcan hemorroides –que no van más allá de una incomodidad que desaparece después de dar a luz–.

¡Esperamos serte de ayuda! Si te queda alguna pregunta sin responder, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!