Si hay una ensalada famosa alrededor del mundo, esa es la ensalada César. No importa donde vayas: siempre la encontrarás en el menú de restaurantes y bares con cierto toque de estilo. Aunque pueda parecer estadounidense o italiana, la ensalada César tiene su origen en México. Fue, según cuenta la leyenda, un cocinero de origen italiano en Tijuana el que inventó esta popular y saludable ensalada en los años 20. La receta original era sin pollo y se comía con las manos, pero en la década de los 40 se adaptó a la versión que todos conocemos hoy en día.

Si quieres aprender a preparar esta receta saludable y reconocida internacionalmente, ¡sigue leyendo! Ya te avanzamos de que es muy fácil.

Tiempo de preparación: 30 minutos

Ingredientes (para 4 personas):

  • 1 lechuga
  • 1 pechuga de pollo
  • Queso parmesano
  • Sal y pimienta
  • 4 rodajas de pan
  • 1 huevo
  • Pan rallado

Para la salsa:

  • 50ml de aceite de oliva o de girasol
  • 1 huevo
  • 4 anchoas al salazón
  • 1 cucharadita de mostaza
  • Media cucharadita de vinagre de manzana
  • 1 cucharadita de salsa Perrins
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Medio diente de ajo
  • 50g de queso parmesano rallado
  • Pimienta negra molida

Preparación de la Ensalada César

  1. Primero de todo prepararemos la salsa César. En el vaso de una batidora, añadir el huevo, aceite de oliva (o girasol), la salsa Perrins, el vinagre de manzana, las anchoas, la mostaza, el zumo de limón, el ajo, el queso y un poco de pimienta al gusto.
  2. Batir todos los ingredientes hasta que quede una mezcla espesa. Si quieres que esté un poco más líquida, añade un poco de agua.
  3. Dejar reposar la mezcla y comenzamos con la ensalada. Batir un huevo en un bol con sal y añadir la pechuga de pollo. Rebozarla y, en una sartén con un poco de aceite, cocinarla hasta que esté dorada. Retirar la pechuga de pollo y reservar. Si preferís el pollo sin rebozar lo podéis hacer a la plancha directamente.
  4. Cortar la lechuga y colocarla en un bol. Cortar la pechuga a trozos pequeños y añadirla al bol con el pan, que puedes hornear unos minutos o pasar por la sartén para tostarlo.
  5. Ahora solo queda aliñar el plato. Vierte la salsa por encima junto con parmesano rallado (o a láminas finas) y mézclalo todo. ¡La ensalada César está lista!

¿Te ha gustado esta receta? Aquí en Plantaben nos declaramos fans incondicionales de esta ensalada, un clásico que nunca falla si tienes invitados a comer en casa y quieres preparar un plato saludable pero sabroso al mismo tiempo. Consulta más recetas en el blog, ¡te esperamos!