Se aproximan unas fechas en las que nos vamos a ver rodeados de calabazas por todas partes, ¿Por qué no aprovechar para variar nuestra dieta e incrementar el aporte de alimentos beneficiosos para nuestro sistema digestivo? En la calabaza podemos encontrar una fantástica aliada de temporada contra el estreñimiento. Nosotros te proponemos que la pruebes en una versión muy especial: con nuestra receta de zumo de calabaza. Porque nos sobran los motivos:

  • El zumo de calabaza crudo juega un papel vital en la prevención y el tratamiento de los cálculos biliares o cualquier otro problema de la vesícula biliar. Es realmente un gran limpiador del hígado.
  • El zumo de calabaza crudo podría ser también muy beneficioso para las mujeres embarazadas, ya que ayuda con las náuseas del embarazo (náuseas, vómitos, etc.).
  • El zumo de calabaza crudo es bueno para el sistema digestivo. Puede ayudar con el estreñimiento y estados de heces blandas.
  • El zumo de calabaza crudo reduce el riesgo de presión arterial alta y enfermedades del corazón. Es rico en pectina, que ayuda a reducir el colesterol.
  • El zumo de calabaza crudo promueve una saludable función renal y la salud del sistema urinario.

ZUMO DE CALABAZA, MANZANA y ZANAHORIA

INGREDIENTES

  • 1 calabaza pequeña
  • 2 manzanas
  • 4 zanahorias
  • ½ limón

UTENSILIOS

  • licuadora

PREPARACIÓN

  • Pela y corta la calabaza en trozos pequeños; la manzana y la zanahoria.
  • Ponlo todo en la licuadora y finalmente añade el zumo de limón.

Los cuatro ingredientes contienen antioxidantes y enzimas que juegan un papel en la prevención del desarrollo de enfermedades crónicas, y recuerda que comer siempre las mismas comidas puede ocasionar deficiencias, así que prueba con nuevas y variadas frutas, vegetales y combinaciones que antes no hayas probado.