Siguiendo con los primeros ejercicios contra el estreñimiento recomendados por fisioterapeutas que os sugerimos la semana pasada, hoy os proponemos cuatro más que, practicados de forma regular dada su sencillez, estamos seguros os pueden ayudar a combatir los problemas de estreñimiento. Al igual que los anteriores, los ejercicios están recomendados por la Asociación Española de Fisioterapeutas.

El “clavo”: Tumbado boca arriba, estiramos las piernas hacia arriba -si tenemos dificultades pueden quedar algo flexionadas-, mientras mantenemos las manos apoyadas en la espalda. Entonces realizamos las respiraciones abdominales, hinchando el abdomen durante la inspiración y vaciándolo en la espiración durante dos minutos. Otras opciones son reposar la pelvis en el suelo mientras apoyamos los antebrazos colocando las piernas apoyadas en la pared, o realizar contracciones abdominales suaves y rápidas tras la espiración. No es aconsejable para embarazadas o personas con problemas cervicales.

Ascenso abdominal: Comenzamos el ejercicio de pie, con las piernas algo separadas, flexionando el tronco y las manos apoyadas en los muslos. Inspiramos lentamente hinchando el abdomen para, a continuación, espirar hasta que el vientre quede hueco, momento que intentamos mantener unos segundos. Entonces volvemos a inspirar, repitiendo el proceso cinco veces. Una alternativa es que, tras espirar, realicemos varias contracciones y relajaciones rápidas de la pared abdominal.

“Lomo de gato”: Su curioso nombre se debe a que se inicia en posición cuadrúpeda. Cual felino, realizamos respiraciones abdominales, hinchando el abdomen durante la inspiración y vaciándolo en la espiración durante unos dos minutos. También podemos sentarnos sobre nuestros talones mientras estiramos los brazos en la espiración.

Posición cuclillas: En cuclillas, aunque podemos decidir si apoyarnos en la pared o no, pero  con los pies completamente apoyados en el suelo realizamos las consiguientes respiraciones abdominales durante dos minutos. Debe mantenerse la posición para que el ejercicio sea útil.

Como veis, son ejercicios fáciles y que no requieren mucho tiempo ni esfuerzo. Lo importante es ser constantes en su realización.