El post de hoy va dedicado a una serie de ejercicios contra el estreñimiento. Ya dedicamos una entrada a un sencillo masaje para combatir el estreñimiento que esperamos os sirviera de ayuda, y es que los ejercicios físicos pueden marcan la diferencia a la hora de facilitar el tránsito intestinal. Así que hemos decidido aconsejaros una serie de ejercicios  contra el estreñimiento indicados especialmente por expertos en fisioterapia y ampliar la lista de consejos ya dados. Si se llevan a cabo regularmente (al menos 3 veces por semana, aunque se recomienda diariamente), muy sencillos de realizar y centrados en el trabajo y la respiración abdominal.

Todos los ejercicios están recomendados por la Asociación Española de Fisioterapeutas.

Respiración abdominal: La posición inicial  es tumbada boca arriba con las pierna semiflexionadas mientras tenemos las manos sobre el abdomen. Entonces realizamos lo que se denominan respiraciones abdominales,  es decir, hinchamos el abdomen durante la inspiración y lo vaciamos mientras “dirigimos”  nuestro tren inferior (digamos el ombligo) hacia el suelo en la espiración. La duración del ejercicio es de cinco minutos.

Respiración abdominal abrazando las piernas: También comenzamos el ejercicio boca arriba y con las piernas flexionadas, pero en esta ocasión nuestras manos abrazan las rodillas. A continuación llevamos a cabo las respiraciones abdominales, hinchando el abdomen durante la inspiración y vaciándolo mientras lo presionamos con las rodillas durante la espiración durante dos minutos. Si estás embarazada, debes separar las rodillas al realizar este ejercicio.

Flexión del tronco: Empezamos sentados en el suelo con las piernas estiradas para flexionar el tronco estirando los brazos hacia los pies. Durante un par de minutos se realizan respiraciones abdominales, hinchando el abdomen durante la inspiración y vaciándolo en la espiración. En el caso que tuviéramos dificultades para llevar a cabo los ejercicios, podemos estirar sólo una pierna. Las personas que tengan problemas lumbares o hayan sufrido hernias discales no deberían hacer este tipo de ejercicios, o realizarlos con mucha moderación.

Respiración abdominal elevando la pelvis: Lo iniciamos boca arriba, con las piernas en semiflexión y las manos sobre el abdomen, alzando la pelvis. Realizamos las consiguientes respiraciones abdominales durante dos minutos, pudiendo descansar apoyando la espalda sobre el suelo tras cada ciclo respiratorio. Si nos resulta demasiado fatigoso levantar la pelvis, podemos colocar una almohada bajo la misma para facilitar el ejercicio.

No os perdáis más consejos en nuestra sección de estreñimiento y salud.