Navidad es una época llena de magia y amor. O bien te encanta o la odias, pero lo que está claro es que es imposible saltarse las comilonas y reuniones familiares.

¡Sin ellas la Navidad no sería lo mismo!

Esta época también es muy temida debido a los excesos. El alcohol, la comida, los turrones, mantecados…Vivimos para comer, literalmente. Por ello os queremos dar una serie de consejos para evitar ser víctima de los excesos de las fiestas navideñas. ¿Preparados?

No aparques tu rutina de fitness

Sea la del gimnasio, la de salir a caminar cada mañana o la de entrenar con tus amigos, estas Navidades no dejes de practicar ejercicio físico. Será una buena forma de controlar la línea y quemar todas esas calorías extras ingeridas durante las fiestas. Además, te ayudará a liberar toxinas.

Controla las cantidades de comida

Tanto de las que vas a cocinar – en el caso de que te toque ser anfitrión durante las fiestas – como de las que vas a comer. Intenta que en todo menú navideño haya verdura y fruta para compensar, además de ayudar a saciar el estómago. Cocinar las cantidades adecuadas evitará que tengas que comer sobras el resto de la semana. De este modo, pasados los días de celebraciones podrás comer saludable y equilibrado otra vez.

Respeta los horarios

Reconócelo: tú también te has saltado el desayuno para poder compensar la comilona del día de Navidad. Mal hecho, ya que cuando llegue la hora, comerás más de lo habitual debido al hambre. Recomendamos consumir abundante fruta y verdura, así como alimentos ricos en fibra como los cereales integrales.

Bebe agua sin parar

Sí, beber agua es algo que todos deberíamos hacer diariamente, pero durante las fiestas más. El alto aporte calórico de las comilonas navideñas, el alcohol y otros excesos de esta época del año pueden acabar pasando factura, y nada mejor que beber dos litros de agua diarios para depurar el organismo.

¡Y cuidado con el alcohol!

El alcohol engorda y favorece la retención de líquidos, además de ser hipercalórico. ¡Intenta no pasarte con el alcohol!

¿Te ha gustado el post del blog? ¡Disfruta de las fiestas sin tener que preocuparte por el peso gracias a estos consejos!