Compartimos 10 consejos clave para tener en cuenta todos los días y de este modo regular el intestino y poder acabar con el estreñimiento con sencillas recomendaciones que se notan. Tomad nota, son cosas muy fáciles que podemos hacer todos y todas en casa.

El término estreñimiento, más que una enfermedad en sí misma, hace referencia a la apreciación de cada individuo sobre su hábito intestinal. Dado el amplio margen de hábitos intestinales normales, resulta muy difícil definir el estreñimiento con exactitud.

En la práctica se utiliza como criterio más objetivo la frecuencia de la defecación, considerándose estreñido al individuo que realiza menos de tres deposiciones semanales. Sin embargo, este criterio no es suficiente por sí mismo, ya que muchos pacientes con estreñimiento refieren una frecuencia normal pero con otras molestias subjetivas, como un esfuerzo excesivo, heces muy duras o una sensación de evacuación incompleta. La causa más frecuente de estreñimiento, hoy en día, son los factores dietéticos, especialmente la falta de fibra en la dieta. Otras veces, el estreñimiento está relacionado con diferentes enfermedades que padece la persona.

Si bien es cierto que los síntomas varían dependiendo de cada paciente, ya que en cada persona el estreñimiento presenta unas características diferentes, los síntomas más comunes son deposiciones menos de tres veces a la semana, dificultad para ir al baño, heces duras, presencia de gases o dolor al defecar. Así pues, la mejor forma de prevenir el estreñimiento es llevar un estilo de vida saludable con una dieta rica en fibra, como la mediterránea, pero además de todo ello, a continuación os dejamos 10 Consejos de Oro que podéis seguir para combatir el molesto estreñimiento.

1. Beber cada día 8 vasos de agua.

2. Comer verduras, ensaladas y al menos 1 pieza de fruta al día.

3. Comer legumbres por lo menos 2 veces por semana.

4. Tomar como mínimo 5 yogures por semana.

5. Evitar el sedentarismo y practicar algún deporte con asiduidad.

6. Mantener una pauta horaria para acudir al baño, lo que ayudará a educar al intestino y a regular el ritmo intestinal.

7. No resistir las ganas de ir al lavabo cuando se tienen ganas de ir, ya sea en casa o fuera de casa.

8. Masticar bien los alimentos, porque facilita la digestión y aumenta el aporte de nutrientes.

9. No tomar medicamentos sin conocimiento, ya que algunos pueden presentar efectos secundarios que no ayudan a ir al baño.

10. Beber como mínimo un vaso de zumo de naranja recién exprimido al día para aumentar el nivel de hierro al doble.