Dentro de poco empieza el buen tiempo y con él las escapadas. Cuando salimos de casa durante varios días cambiamos nuestros hábitos, rutinas y horarios, así como nuestra alimentación -también solemos reducir nuestra actividad física o cometemos más “excesos”- y como consecuencia, nuestro intestino se resiente. Combatir el estreñimiento en los viajes es fundamental para poder disfrutar.

Hoy profundizamos en la frecuente asociación entre estreñimiento y viajes, terreno abonado a provocar muchas situaciones incómodas para nuestro organismo, pero que siguiendo unas sencillas pautas pueden, en su mayoría, evitarse.

Un viaje significa muchos cambios al mismo tiempo: el clima, la alimentación, el agua, los horarios, o simplemente el hecho de no estar en nuestro entorno habitual a la hora de ir al baño, son factores que pueden afectar a nuestro ritmo intestinal. Los nervios asociados a emprender un viaje y los momentos de estrés frecuentes a la hora de ultimar los preparativos también son un estímulo negativo para nuestro organismo. A continuación, os proponemos una serie de consejos que os ayudarán a combatir el tan temido y molesto estreñimiento.

Consejos para combatir el estreñimiento en los viajes

  • Controlar qué comemos y cuándo lo hacemos es la clave. No excedernos ni renunciar a una dieta equilibrada y rica en fibra en la medida de lo posible. Verduras, frutas -kiwis y ciruelas son ideales-, cereales integrales no deben faltar en tus comidas. Una gran idea es llevar snacks ricos en fibra -por ejemplo frutos secos- siempre encima. Es recomendable realizar cinco comidas diarias cuando se está de viaje, ya que de este modo a nuestro organismo le resultará más fácil auto-regularse.
  • Y si es fundamental la alimentación, no lo es menos el estar permanentemente hidratados. Bebe mucha agua, así como zumos e infusiones es la mejor receta para evitar tanto el estreñimiento como posibles problemas mayores.
  • Estar de viaje no debe significar dejar de estar activo. Realizar ejercicio físico es obviamente bueno para la salud y es clave para evitar el estreñimiento al favorecer la movilidad intestinal. Puede ser tan sencillo como intentar moverte a pie por la ciudad a la que hayas viajado. Y si puedes hacer algo de deporte, todavía mejor.
  • Por último, no demores el momento de ir al baño. Si tienes necesidad, no lo aplaces, ya que hacerlo fomenta no solo el estreñimiento, sino que puede ocasionarnos problemas estomacales más graves.

Siguiendo estos prácticos y fáciles consejos ya no tenéis excusa para no disfrutar. ¡A explorar el mundo se ha dicho!