La cúrcuma se ha convertido, en los últimos años, en uno de los ingredientes de moda. ¡No hay plato o salteado que no la mencione! La cúrcuma es una planta típica de la India muy usada en la gastronomía de la zona y famosa por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Según un reciente estudio de la Universidad de Los Ángeles, el alto consumo de cúrcuma mejora la memoria y el estado de ánimo. Pero no solo presenta estos beneficios: este tipo de especia es muy rica en proteínas para el organismo.

A estas alturas todos conocemos sus propiedades antiinflamatorias que ayudan a aliviar el dolor. Muy recomendada en pacientes que sufren de artritis, la cúrcuma puede consumirse en polvo o en cápsulas. Otro de los beneficios de esta planta es que ayuda a mejorar la circulación sanguínea y previene el cáncer. No hay que olvidar sus propiedades para reducir el estrés, prevenir el Alzheimer y curar el resfriado más rápido. ¡La cúrcuma lo tiene todo!

La cúrcuma es uno de los ingredientes estrella del curry

También se ha demostrado que es beneficiosa para regular el sistema digestivo y previene el envejecimiento prematuro. Es una especia rica en fibra, vitaminas C, E y K, sodio, calcio y hierro, entre otros nutrientes. Las personas con un sistema inmunitario bajo también podrán beneficiarse de este alimento, que refuerza las defensas de manera natural. En resumen: todo un superalimento a tener en cuenta. 

Consúmela en ensaladas, salteados, batidos…¡Incluso en postres! La cúrcuma es saludable y deliciosa al mismo tiempo. No hay que olvidar su versatilidad para adaptarse a todo tipo de platos. Importante no abusar de este condimento, ya que los excesos nunca son buenos.

¿Ya has probado la cúrcuma en tus platos? No te pierdas nuestro apartado de recetas saludables y ricas en fibra, ¡pronto subiremos nuevas propuestas con este superalimento!