Ay, ¡cómo nos gusta el aguacate! No es la primera vez que os hablamos de las propiedades de este delicioso fruto vegetal. ¿Sabías que desayunar aguacate puede ser muy beneficioso para la salud? Así lo confirman muchos nutricionistas, que abalan los beneficios de añadir este alimento a la primera comida del día.

El aguacate tiene muchos detractores debido a su supuesto alto contenido en grasas, pero también tiene muchos seguidores alrededor del mundo. Así pues, hoy te damos las razones para añadirlo a tu desayuno. ¡Seguid leyendo!

¿Por qué deberías desayunar aguacate?

Un chute de energía

Nada como desayunar alimentos energéticos y que te aporten la energía necesaria para afrontar el día de la mejor forma. Además, gracias al alto contenido en Omega-3, el aguacate mejora la circulación, la vista y los sentidos.

¡Ideal para adelgazar!

Contiene ácidos grasos muy saludables que ayudan a acelerar el metabolismo. El aguacate también destaca por su efecto saciante y su contenido alto en fibra ideal para combatir el estreñimiento. Eso sí, no hay que comerlo en exceso ya que podríamos provocar el efecto inverso.

Cuida tu piel

Tampoco vamos a recomendarte que abandones las cremas hidratantes y faciales, pero el consumo de aguacate puede mejorar aún más el estado de la piel.

Estimula la memoria

Sus ácidos grasos monosaturados lo convierten en un potenciador de memoria natural. Así que si te presentas a algún examen o prueba importante y quieres rendir al máximo, el aguacate puede ayudarte a mejorar la concentración.

Desayunar aguacate es fácil: puedes comerlo sobre una tostada, triturado en un smoothie, en un bol de avena, en madalenas…¡Hay un sinfín de posibilidades saludables! Instagram se ha rendido a los encantos de esta fruta afrodisíaca: ya hay cuentas dedicadas únicamente a la gastronomía con el aguacate como ingrediente principal.

¿Buscas más recetas? Puedes preparar hummus, aguacates rellenos de gambas o incluso nems vietnamitas.