El hummus se ha ganado un puesto especial en nuestra lista de platos favoritos. Porque, ¿a quién no le gusta saborear este delicioso snack saludable? Existe el clásico hummus de garbanzos, pero en el blog os hemos enseñado a preparar el hummus de remolacha, el hummus de aguacate, el hummus de berenjena e incluso el de tomate seco. 

Este plato de origen árabe ha pasado de ser poco conocido en el sector de la alimentación a convertirse en un plato estrella de toda dieta saludable. Además, es muy fácil de preparar y es apto para vegetarianos. Y como sabemos que a vosotros también os encanta el hummus, hoy os traemos los beneficios que aporta este plato. 

Rico en fibra y antioxidantes

Este plato destaca por su alto contenido en fibra, algo muy beneficioso para depurar el organismo y evitar el estreñimiento. El hummus favorece el tránsito intestinal y mejora la digestión. También hay que destacar sus propiedades antioxidantes gracias a uno de sus ingredientes estrella, el ajo.

Alto contenido en proteínas

El hummus contiene minerales como el hierro, fósforo, potasio y magnesio, así como Vitamina B. Está indicado para embarazadas para prevenir deformaciones del feto, así como para evitar situaciones de estrés. 

Reduce el riesgo de cáncer

Tal y como hemos comentado más arriba, la fibra que contiene el hummus ayuda a regular el tránsito intestinal y, al mismo tiempo, previene el cáncer de colon.

Apto para vegetarianos y veganos

El hummus es un plato 100% vegetal, algo que lo hace apto para vegetarianos y veganos. Todo un acierto, ¿verdad?

Efecto antidepresivo

¿Sabías que comer hummus produce serotonina? La hormona de la felicidad ayuda a combatir y prevenir la depresión. Y no solo eso: según un estudio israelí, el hummus también satisface el apetito y mejora la ovulación en las mujeres.

Así pues, ¡tocará preparar un plato de hummus! No olvides seguirnos en Facebook y Twitter para descubrir nuestros consejos sobre alimentación.