Enfrentarse a la evolución que supone pasar del pañal al orinal y del orinal al inodoro, puede ser un reto intimidante para unos padres primerizos. Hoy en el blog os vamos a contar, a modo de consejo, 5 pasos para enseñar a tu hijo a ir al baño.

1. Averiguar si es el momento adecuado 

Los niños empiezan a usar el orinal entre el año y medio y los dos años, pero las niñas suelen estar preparadas antes. Cada bebé tiene una evolución diferente y es necesario observar al pequeño e identificar si está preparado para empezar a tomar el control de su actividad intestinal. Es importante que el paso del pañal al orinal se produzca de manera natural, sin forzar.

niño-ir-al-baño-plantaben

Algunas señales de que quiere pasar al siguiente nivel son:

• Imita a sus hermanos o a “los mayores” pretendiendo sentarse en el inodoro
• Se baja y sube los calzones sin ayuda
• Camina y se sienta con facilidad

2. Evitar dar los primeros pasos en baños públicos 

Los retretes públicos son tan impersonales que puedes asustar fácilmente a un niño. Normalmente están sucios, llenos de gente y el papel higiénico escasea. Lo mejor es que los primeros pasos de este proceso los empiece a dar en la confianza y el calor que solo un hogar puede proporcionar.

3. Habla con él 

A veces se dice que los niños no entienden lo que se les dice, pero nada más lejos de la realidad. Los niños comprenden muy bien las instrucciones si se les explican con paciencia y cariño, pues ellos son como esponjas que absorben todo lo que ven y escuchan.

mamá y niña en el baño

Este caso no es una excepción, estos son algunos tips para afrontar esta “conversación”:

• Explícale que puede usar el orinal cuando lo necesite
• Acompáñale al orinal cuando tenga ganas de evacuar para que asocie “popó” con inodoro
• Ofrécele tu ayuda para cualquier asunto relacionado con el tema, pero sin agobiar
• Déjale caminar sin pañal durante algunos momentos del día (incluso aunque eso suponga limpiar algún charquito de vez en cuando)

4. Prepara el equipo de entrenamiento 

Este paso de bebé a mayor conlleva ciertos accidentes de vez en cuando, y es mejor estar preparados. Para ello será necesario comprar un orinal, un asiento especial que se acople al inodoro, ropa interior de entrenamiento (más absorbente que los calzones o braguitas normales) y un protector de colchón. Si todo está listo, no será necesario hacer un drama cuando al pequeño se le escape el pis (o algo más) y así evitaremos que se sienta avergonzado. Lo mejor es tomarlo como un proceso natural.

5. Ir al baño por la noche 

Si ya has notado que la evolución es evidente y que puede empezar a dormir sin pañal, intenta evitar que beba demasiado líquido antes de ir a la cama. Hazle saber también que si tiene ganas de ir al orinal durante la noche, solo tiene que llamarte y acudirás en su ayuda.

nino-durmiendo-plantaben

Cuando el pequeño vaya avanzando, recuerda reforzar positivamente su conducta para que coja confianza y autonomía. Incluso podrías organizar una pequeña fiesta de “adiós pañal” en el salón con unos globos y unos caramelos. ¿Por qué no?

Y hasta aquí el post de hoy, esperamos haberos facilitado la vida con estos consejos. No dejéis de visitar nuestra sección de estreñimiento, donde hay infinidad de tips para intestinos felices. ¡Hasta el próximo día!